Picaduras de avispas en Málaga

Existen varias especies de avispas, pero las más comunes en la región son la avispa común, la germánica y la cartonera, pero se ha visto un repunte en la avispa asiática . Desde el año 2010 se han anunciado la presencia de las avispas asiáticas en Navarra y ya para esta fecha se han convertido en especies invasoras en todo el territorio, incluyendo en Málaga. Cada año se reportan más casos de picaduras de avispa en Málaga, de hecho en 2017 se reportó que una mujer mayor había muerto a consecuencia de una picadura. 

Las avispas se distinguen porque tienen una cintura estrecha, a diferencia de las abejas que lucen más abultadas. Sus bocas tienen unas mandíbulas muy fuertes y una coloración entre amarillo y negro brillante. Otra característica resaltante es que no tienen vellosidad, mientras que las abejas si suelen tenerla. 

¿Cómo son las picaduras de las avispas y cuáles son sus síntomas?

Las picaduras de avispas suelen lucir como un piquete rojo, sencillo, que luego comenzará a inflamarse, pues todas las avispas tienen veneno que causará dolor e irritación. El aguijón de las avispas es liso. 

Esto hace que puedan picar de forma repetida, a diferencia de las abejas que sólo pueden picar una vez y dejan el aguijón en la piel de la víctima.

Los síntomas en las personas que no son alérgicas al veneno de las avispas son leves. Puede haber dolor, inflamación, irritación o ardor en la picadura. La zona se pondrá roja y puede picar después. Se formará una roncha elevada, con una marca blanca en el medio. Se recomienda lavar la zona y colocar una crema con antiestamínico para reducir las molestias.  Si la persona se siente mareada, siente que no puede respirar bien o que se le inflama la tráquea, debe acudir de inmediato a un centro de salud. Las personas que han sido diagnosticadas con una alergia a estas picaduras deben portar consigo una inyección con el antídoto, pues será lo que pueda salvar su vida. 

¿Cómo prevenir las picaduras de avispas en Málaga?

Las avispas construyen sus nidos en el suelo o en lugares elevados. Son extremadamente territoriales, por lo que cualquier actividad cercana a sus nidos puede hacerla reaccionar de forma agresiva.

El primer paso para prevenir las picaduras de avispas es extremar las precauciones cuando se hacen trabajos al aire libre, como podar arbustos, mover leña, levantar arquetas o entrar en lugares poco frecuentados. 

Evita los lugares donde anidan. Si ves avispas en una zona, no te acerques pues el nido debe estar cerca. Conviene llamar a una empresa de control de plagas que pueda ofrecer soluciones contra las avispas. Las avispas, sobre todo las de la especie asiática, son plagas que pueden afectar la población de abejas polinizadoras y que no pueden estar en zonas urbanas o habitadas, así que es imprescindible contactar a profesionales que sepan cómo ahuyentar avispas de forma segura.

WhatsApp chat