Control de plagas en animales

gato pulgas malaga

Has de saber que las garrapatas y las pulgas no crecen de la nada. La más popular plaga en perros puede poner miles de huevos al mes, que pueden quedarse en las rendijas del suelo, en la hierba, en rincones, dentro del armario y en cualquier lugar donde estén protegidas. Cuando nacen se subirán en el primer animal que pase cerca (humanos incluidos) donde se alimentarán y volverán a bajar a poner más huevos. Volverá a buscar alimento (el animal) y luego regresará a repetir el ciclo.

Esto quiere decir que la mayor parte de la vida de estos parásitos transcurre en el ambiente, no en el animal y esta pieza de información es la más importante para el control de plagas en animales. La limpieza debe hacerse no sólo en la mascota, sino en los espacios para erradicar por completo esta plaga. 

Si tu perro o gato está siendo atacado por plagas, necesitarás darle un baño medicado. Sigue las instrucciones del empaque y ten cuidado para que no sea ingerido, pues suelen ser tóxicos. Si quieres una alternativa rápida, casera, natural y efectiva puedes hacer un baño anti-pulgas utilizando vinagre de manzana y lavaplatos líquidos. Mezcla con un poco de agua y utilízalo para bañar a tu mascota. 

Peina y revisa el pelaje de tu mascota al menos una vez a la semana, sobre todo si salen a pasear a la calle y si lo ves rascándose con frecuencia. Si encuentras una garrapata, humedece un algodón en vinagre de manzana y frota la garrapata hasta desprenderla. Hala con una pinza y cuida que no quede ninguna parte dentro de la piel. No las mates sobre el animal, mejor ponlas en un recipiente con agua y lavaplatos. Luego de eliminar las más visibles, baña al perro con un jabón o champú medicado y aplica algún tratamiento.

Uno de los tratamientos más efectivos son las llamadas pipetas, que son una sustancia que se coloca sobre la piel del animal, normalmente en un punto donde no puede lamerse como la base del cuello. No se enjuaga y crea un efecto a largo plazo sobre el animal, protegiéndolo de los daños en animales por plagas. También son útiles los collares antipulgas; sin embargo estos tratamientos sobre la mascota de nada valen si no hay un control real a nivel ambiental. 

  • Mi perro libre de plagas

Para evitar las plagas y enfermedades en animales producidas por estas es fundamental la limpieza, desinfección y fumigación del ambiente donde vive la mascota. Comienza lavando la cama, mantas, juguetes y todo lo que esté en contacto con el animal. Utiliza agua caliente y, de ser posible algún agente de desinfección. Si puedes poner los textiles en la secadora, mucho mejor. 

Se recomienda aspirar todos los rincones de la casa, incluyendo colchones, ranuras, marcos de puertas, sofá y todo lo que esté al alcance. Limpia los suelos, poniendo especial cuidado a rendijas e irregularidades. 

Si la plaga de pulgas y garrapatas es severa o no hay forma de controlarlas, lo mejor es que recurras a un servicio de limpieza y fumigación profesional, quienes se encargarán de fumigar dentro de la casa y en los exteriores para eliminar cualquier rastro de las larvas y los parásitos de una vez por todas. 

WhatsApp chat